Gas Trazador​

La mayoría de los de detectores de fugas son acústicos, sin embargo, hay ocasiones en los que simplemente dejar que el ruido de una fuga nos guíe a donde se encuentra, no es suficiente. Algunas de estas son extremamente pequeñas, tales como rasgaduras o fisuras en la tubería que llevan a un goteo inaudible para los sensores.
Esto hace que la localización de fugas en pequeñas tuberías sea un reto, y por mucho tiempo pareció imposible de solucionar.
Sin embargo, hay un método muy popular y realmente útil que Auxicon utiliza en la detección de fugas, y es el implemento del tracergas o gas trazador como herramienta de localización.
Por lo general, podemos ver estas fugas cuando realizamos pruebas de presión que resultan negativas, esto se debe a la existencia de pequeñas fisuras que ocasionan un goteo lento pero constante en la tubería.

Una vez que conocemos esto, realizamos la detección por medio del tracer-gas que no es más que una mezcla de gases como el hidrogeno y el nitrógeno. Este gas viaja a través de las tuberías y pasa a través del suelo hacia la superficie para marcar el lugar de la fuga.

¿Como se emplea el gas trazador en la detección de fugas de agua?

El procedimiento de medición con el gas trazador es muy sencillo pero que requiere la presencia de expertos. Este consiste en vaciar la tubería de agua. Luego , se llena con el gas.
Es necesario mantener la presión de esta forma ya que solo así el gas saldrá por la superficie una vez que se detecte la fisura.
Para tener un control del área que se mide y no dejar nada al azar, se pueden realizar pequeños agujeros de sondeo en las áreas en las que se encuentre la presencia del producto. Lo mejor es dejar que el gas se esparza por el tubo y dar tiempo para que salga a la superficie.
Esta técnica es ideal para lugares complicados de detectar, como piscinas donde las instalaciones de agua son complicadas.

EnglishGermanSpanish